Alcaldia mayor de bogota UMNG
Generalidades de la Cadena Hortalizas

La importancia que generan las hortalizas en la región de Bogotá y Cundinamarca, radica en que el departamento de Cundinamarca es el segundo mayor productor de este tipo de alimentos en Colombia; y por ser Bogotá la ciudad con mayor densidad de población del País, el consumo de hortalizas es considerablemente alto en la región. Las hortalizas están presentes en mayor o menor medida en la alimentación diaria de cada colombiano, y esto implica que apostarle a este tipo de productos sea atractivo para mejorar la calidad de los productos ofrecidos a nivel nacional, así como para promover el comercio internacional, dado que la Región Bogotá – Cundinamarca y, en general Colombia, tienen una ventaja estratégica, gracias a la variedad de climas y a la calidad de los suelos, entre otros aspectos.

Para entrar en materia, es necesario definir el término hortalizas, con el fin de familiarizarse con la información aquí presentada. La Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria –CORPOICA-, establece que las hortalizas son un amplio grupo de plantas, cuyo manejo generalmente es intensivo en mano de obra, cultivado en huerto, donde cada planta hortícola recibe atención individual.

Botánicamente hay una gama numerosa de especies hortícolas, de las cuales se consume la flor, como el brócoli; de otras el fruto, como el tomate; el tallo, como la cebolla larga; las hojas o raíces, como la zanahoria; y las leguminosas, como la arveja. Su forma de consumo es en fresco, cocidas o procesadas, dependiendo de su uso y condición. La clasificación de las hortalizas se determinará más adelante.

La participación de la producción a nivel departamental, según el Acuerdo de Competitividad de la Cadena de Hortalizas del Ministerio de Agricultura del año 2006 permite definir los principales departamentos productores de hortalizas en Colombia: Boyacá, primer productor nacional, gracias a dos especies: - la cebolla de bulbo, cultivada en el Valle de Samaca, Alto Chicamocha y provincia de Ricaurte, y - la cebolla larga en el municipio de Aquitania. El segundo departamento en la lista es Cundinamarca, que se caracteriza por ser un importante productor de arveja, lechugas, crucíferas, zanahoria y hortalizas de hoja, cebolla bulbo y tomate, principalmente con cultivos en las provincias de la Sabana Occidente, Oriente y Sumapaz. Para el año 2004, las hortalizas en Cundinamarca participaron con el 19,5% del total de la superficie cultivada en hortalizas en el País (Acuerdo de Competitividad de la Cadena de Hortalizas del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, 2006). Finalmente, cabe mencionar la importancia del departamento del Norte de Santander en la producción de cebolla de bulbo; éste departamento es el segundo productor a nivel nacional, caracterizándose la provincia de Ocaña, donde se produce la cebolla comúnmente llamada ocañera. Además, Norte de Santander juega un papel importante en la producción de tomate y hortalizas de clima frío, con cultivos en la región de Pamplona. En la siguiente gráfica se puede observar la producción de hortalizas por departamento en el año 2004:

 Producción de hortalizas por departamento. Año 2004.
Fuente: Autores, adaptado del Acuerdo de Competitividad de la Cadena de Hortalizas,
Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural. Dirección de Política Sectorial, 2005.

En la región de Bogotá y Cundinamarca se produce principalmente el repollo, la zanahoria, la lechuga y el tomate. Los países competidores con mayor presencia en el mercado de hortalizas frescas son Estados Unidos, México, Países bajos, y España. En el mercado de hortalizas procesadas el mayor productor es China.

 

 
© 2014 Bogota Cundinamarca y sus Sectores Productivos